ARTESANA DE PAZ

CICLO 1

Al finalizar el ciclo la artesana de paz se reconoce a sí misma como ser único  e irrepetible, hija de Dios, capaz de entablar relaciones cooperativas con su entorno familiar y social, construyendo un sentido de pertenencia  en forma progresiva, de ahí que se posiciona de su palabra, se expresa coherentemente, da solución a dificultades y se solidariza ante el dolor del otro.

CICLO 2

Al finalizar el ciclo la artesana de paz se caracteriza por su autonomía y responsabilidad frente a sus compromisos personales y académicos, utilizando aprendizajes básicos del  aula en su contexto, además de reconocer sus fallas y proponer soluciones; identifica las necesidad dela otro con sentido de pertenencia desde los valores del Evangelio.

CICLO 3

Al finalizar el ciclo, la artesana de paz debe estar en la capacidad de tomar decisiones y resolver conflictos de manera autónoma, actuar en equipo y proyectar el carisma institucional a través de obras en beneficio de la comunidad.

CICLO 4

Al finalizar el ciclo, la artesana de paz es defensora de la vida y promotora de humanización, constructora de ambientes de paz desde la transformación de su entorno personal, familiar y social con alto sentido crítico y ético de la historia, el uso de las tecnologías y el conocimiento para la construcción de un proyecto de vida con horizonte de sentido alimentado desde el Evangelio y la Espiritualidad Mariana.